El packaging lujo es uno de los más utilizados para la venta de productos considerados VIP o para clientes que tengan esta consideración. Se trata de envoltorios de alta calidad, mucho más cuidados de lo habitual y en los que tanto el diseño como los elementos que lo componen están especialmente estudiados.

Regalos de empresa

En determinadas ocasiones las empresas ofrecen a sus clientes regalos. Puede ser por Navidad, por el cumpleaños del cliente o por el aniversario de la empresa. Estos regalos son una manera de agradecer al cliente la confianza que depositan en la empresa.

Banner del packaging lujo tecnológico para Slimtex

En algunos casos, se realizan regalos especiales para clientes selectos que merecen un trato muy especial. En estos casos hay que elegir muy cuidadosamente qué es lo que se regala, pero también el packaging en el que se ofrece este regalo.

La personalización de los regalos es cada vez más importante. De poco vale que se regale una carísima botella de vino a un cliente VIP si no se cae en la cuenta de que se trata de una persona musulmana. En lugar de quedar bien con el carísimo regalo estaríamos demostrando que no nos hemos preocupado en absoluto de a quién iba dirigido.

La presentación del regalo es también importante. En muchos casos, la elección del packaging de lujo recae en las mismas manos profesionales de aquellos que se encargan de las campañas promocionales de la empresa. Estos, trabajan mano a mano con la empresa de packaging para buscar un tipo de envoltorio que represente correctamente la imagen de la marca.

Productos VIP para clientes que quieren un poco más

Hasta algunas cadenas de hamburguesas y comida rápida han sacado algún meno VIP entre sus productos y le han dado un toque especial al envoltorio para hacerlo todavía más especial y más atractivo.

Packaging de lujo de Terrvs

Si estas cadenas han podido hacerlo, ¿por qué no puede hacerlo cualquier marca? Poner a la venta una versión VIP de un producto y ofrecerlo con algunos extras respecto a la edición normal es algo común en muchos tipos de productos. Esta versión VIP debe de ir acompañada de unos envoltorios que la hagan parecer exclusiva y diferente para ayudar a diferenciarla de la normal.

Es interesante que el envoltorio o el expositor que lo contiene destaque qué es lo que hace especial a esa versión del producto para que el comprador, una vez que lo ha identificado como un producto con un plus, sepa cuál es ese punto a favor que vende.

Bolsas y cajas de lujo propias de tu establecimiento

Una manera de hacer sentir VIP a los clientes es atendiéndoles como si cada uno de ellos fuera el mejor. Cuando entras en una tienda y te hacen sentir especial independientemente de cuánto gastes posiblemente vuelvas. Sobre todo, si hablamos de tiendas con un cierto nivel en la que la compra mínima no es precisamente pequeña.

Evidentemente la mejor manera de conseguir esto es con un excelente trato al cliente, pero también cuidando mucho los detalles. Un ejemplo es que cuando alguien entre a comprar algo en tu tienda vea que se lo envuelves en cajas propias de tu establecimiento, de buena calidad y que son perfectas para regalo. Si, además, para llevarlo le ofreces una bolsa que quizás sea de papel, pero con un buen diseño y unos colores elegantes, no podrá menos que sentirse VIP.

El packaging lujo propio de una tienda es también una fantástica manera de promocionar la misma ya que si la gente quiere tus cajas y tus bolsas para dar sus regalos estará además haciéndote una fantástica publicidad. Una doble ventaja que te ayudará a rentabilizar la inversión que has realizado.