Packaging: originalidad y funcionalidad

A veces, nuestro trabajo de documentación nos lleva a encontrar cosas muy originales y divertidas.

Aquí os dejamos una selección de packaging para calzado. Sin duda, ejemplos donde podemos ver que el packaging original no es solo un diseño, o un elemento contenedor, es algo que va mucho más allá y con un poco de creatividad puede dar resultados muy sugerentes que hagan que los consumidores potenciales nos recuerden por ser DIFERENTES.

MÁS CURIOSIDADES SOBRE PACKAGING

Ejemplo de packaging original para calzado

Si tu reto es conseguir packaging original tienes que confiar en los especialistas en marketing y diseño que tienen experiencia fabricando este tipo de productos. Ellos conocen las claves que pueden llevar al éxito a un embalaje:

-Originalidad. El cliente debe de ver el envoltorio del producto y debe de distinguirlo. No se debe de confundir con ningún otro. Por el contrario, tiene que resultar fácilmente reconocible. Esto es lo que pasa con las marcas más conocidas que se asocian a un color o a una forma para lograr que el cliente las localice rápidamente.

El reto de la imagen de empresa

-Imagen del producto. Cuando se realiza el envoltorio de un producto se está realizando su carta de presentación. Por eso, cuando se encarga el diseño, lo habitual es que haya una charla en la que el cliente deje claros los valores que quiere plasmar en el embalaje. Por ejemplo, si quiere dar a entender que se está vendiendo un producto relajante, con propiedades para perder peso o si se trata de algo muy saludable.

A menudo, todos estos valores se asocian a colores determinados, el azul y el rosa claro se asocia con lo light, lo verde con lo saludable y los tonos pastel suave, en general, con lo relajante.

-Imagen de la empresa. La imagen del producto tiene que seguir una línea general con la imagen de la empresa. Si esta quiere mostrar valores muy dinámicos y activos eso también tendrá que poder reflejarse en el producto que se vende.

En ocasiones, los colores son también bastante representativos de la marca o los logos, por lo que deben de tener protagonismo en el embalaje.

La funcionalidad del packaging original

-La funcionalidad. Un envoltorio debe de ser también funcional. No solo tiene que proteger bien al producto de su interior, sino que puede ofrecer otra serie de ventajas. Incluso es posible que tenga un uso útil más allá de proteger o envolver aquello que se vende.

Un ejemplo son las cajas para productos que se pueden convertir en un expositor para poner a la venta esos mismos productos. O la tapas de cremas o postres que permiten su uso como cucharillas para comerlos en cualquier lugar fuera de casa.

Todo esto permite obtener el máximo rendimiento por el packaging resultando así mucho más ecológicos, más prácticos y teniendo un reclamo extra para que los consumidores elijan ese artículo ante otros.