La política del packaging está en plena revolución. Ha llegado la era del consumo ético, y nadie se puede quedar atrás. 

El diseño de packaging va a resultar todo un reto…

A continuación te contamos cómo va a ser el embalaje del futuro…

  • La importancia de decir más con menos con una etiqueta simple:

La etiqueta es la puerta de entrada a tu imagen de marca. Uno de nuestros consejos es que evites cargar la etiqueta con mucho mensaje.  Aprende a decir más con menos y a sacar partido de cada uno de los elementos de tu etiqueta. Tanto la selección de tu tipografía como la utilización de la psicología del color son tus herramientas para comunicar, en un primer vistazo, que entiendes a tus clientes y estás a su lado.

  • Packaging sostenible: la preocupación por el medio ambiente

La población está preocupada por elementos medioambientales como el cambio climático o la acumulación de plásticos en nuestros océanos. De modo que emplear un packaging sostenible es un deber ético y una buena carta de presentación. Recuerda elegir materiales que, además de ecológicos, sean útiles para tu tipo de producto.

  • Producto a la vista

Otra de las consecuencias de la tendencia al consumo ético es que se premia la honestidad. Por eso, cada vez son más populares las soluciones de packaging que permiten ver el producto antes de desempaquetarlo.

  • Branding packaging experience

El aspecto del packaging es uno de los elementos principales de comunicación de marca. En muchas ocasiones, puede llegar a definir cómo eres. El cliente recibe el paquete y tiene un contacto directo con tu proyecto. Por eso es importante que el packaging se introduzca en una estrategia organizada, que permita que cuando el producto llegue al cliente o este lo vea en la estantería de su tienda favorita, entienda instantáneamente quién eres y qué le ofreces.

El objetivo es simple, estar presente en la mente del cliente ideal.

  • Nuevos tamaños

Vinculadas a la filosofía zero waste, cada vez más personas prefieren minimizar su generación de residuos. Esto conlleva que las marcas tengan que adaptarse a sus necesidades. Para esto, es fundamental que conozcas a tu público objetivo y te adaptes a su forma de consumo. No es lo mismo una familia numerosa que una pareja de estudiantes. 

Como ves, las tendencias en packaging para 2020 tienen un fuerte componente ético, tecnológico y medioambiental. Esto abre un nuevo mundo de posibilidades, por lo que estamos en un momento privilegiado para que renueves tu estrategia de packaging para adaptarlo a los nuevos gustos y necesidades del mercado.

 

WhatsApp Contáctanos vía WhatsApp