El branding es el proceso de crear y construir una marca. Y el packaging, tiene un rol predominante. 

Cada persona tiene su rutina para empezar un nuevo día, pero, sea cual sea tu hábito, seguro que uno de los primeros objetos del día que tengas en las manos sea un packaging, siendo este la pasta de dientes, el tarro de café o el desodorante. 

Y es que el packaging es el soporte en el que la marca realmente penetra en nuestras vidas cada día. 

El packaging es un elemento de comunicación vital para una marca de producto. Es la marca con volumen y textura, con sabor y olor.

En muy poco espacio tiene que conseguir enamorarnos a primera vista en el punto de venta y debe ser nuestro compañero fiel, aquél que te alegra ver cada día y sin el cual nada es lo mismo.

Es importante que el packaging aproveche esta posición privilegiada para trasladar el universo de la marca en el mundo del consumidor y conseguir que ambos se unan en una experiencia única y personal. Es la mejor forma que tiene una marca de generar una brand experience sin tener que esperar que sea el consumidor quien tome la iniciativa.

WhatsApp Contáctanos vía WhatsApp