Sin dudas, el color es uno de los factores esenciales en el mensaje del packaging, y uno de los elementos que ayudan a configurar la comunicación visual que se pretende mantener con los usuarios.

El color del packaging es un mensaje cifrado. No existe un único lenguaje cromático en el mundo, y por eso se pueden usar diferentes colores con diferentes finalidades.

Es crucial contar con una buena estrategia de branding corporativo que nos permita encauzar esa identidad en el camino correcto.

La misión que deben tener los colores en el diseño de un packaging comercial es la siguiente:

Llamar la atención de los usuarios potenciales del producto, al presentar una forma de envase diferente, original y rompedora que se potencia con el color escogido. 

Crear un impacto visual mediante la psicología del color escogido.

• Atraer al consumidor para que compre el producto y se fidelice a la marca.

• Mantener su atención el mayor tiempo posible, de tal manera que la compra se materialice.

El color es símbolo y emoción a la vez, y por eso hay que tener muy en cuenta su estudio antes de decantarse por una gama cromática u otra en el diseño de un packaging.

La gama cromática es muy importante dentro del diseño de packaging. Es importante que se realice un estudio previo del target para escoger un determinado color. La comunicación del envase dependerá, en gran medida, de los factores psicológicos derivados de esta elección.

WhatsApp Contáctanos vía WhatsApp