En los últimos años la aparición de productos ECO, BIO, ORGÁNICOS…es una tendencia al alza. Tanto grandes marcas de la gran distribución, como empresas cuyo ADN es 100% de respecto al entorno y la naturaleza lanzan al mercado productos que se fabrican en origen de un modo ecológico, sin químicos, pesticidas, sin antibióticos, con un proceder respetuoso con las materias primas o animales.
Y el envase donde se incorpora el producto debe tener la misma filosofía. Por ese motivo existen cientos de soluciones para conseguir un packaging ecológico utilizando materiales reciclables y mejor aún, biodegradables (naturales y no contaminantes). Desde plásticos fabricados con almidón de maíz, trigo, fécula de patata…materiales hechos de madera, paja, cartón, semillas, tejidos naturales, residuos de alimentos, plantas, cerámica…

La creatividad reside en saber elegir el material más adecuado que ensalce las características del producto, y darle la forma idónea para lograr un packaging atractivo, funcional pero diferente al mismo tiempo.

Al mismo tiempo el diseño de packaging para un producto ecológico debe interiorizar esa filosofía de respeto a la naturaleza. Muchos de estos productos se elaboran de forma artesanal o menos industrial y el packaging debe reflejarlo. Los colores, las formas, tipografías, imágenes…todas deben visualizarse de forma que cuando el consumidor visualice el producto inmediatamente sepa que se trata de un producto diferente.

 

WhatsApp chat Contáctanos vía WhatsApp